A lo largo de nuestra vida se acumulan experiencias que tienen efecto sobre nuestro crecimiento personal y nuestro bienestar. Cuando dichas experiencias vividas son traumas, rencores, pérdidas u otras experiencias negativas a menudo se traducen en tensiones corporales y limitaciones en nuestro desarrollo personal que el Zero Balancing puede ayudar a mejorar.

Las situaciones y experiencias traumáticas que vivimos a lo largo de la vida influyen de forma clara en cada uno de nosotros en forma de limitaciones a nuestro bienestar. Estas limitaciones pueden ser estructurales, como las tensiones corporales, o bien limitaciones a nuestro desarrollo personal.

Tensiones corporales y estrés

Las tensiones de nuestro cuerpo pueden tener distintos orígenes. Los accidentes, golpes y dolores corporales son una causa bastante común de tensiones corporales. Por otra parte, nuestros pensamientos, actitudes o situaciones traumáticas no resueltas, también se reflejan muy a menudo en las tensiones de nuestro cuerpo.

Tanto en un caso como en el otro, las tensiones corporales derivadas de estas experiencias permanecen enquistadas durante mucho tiempo, incluso cuando parece que el factor causante ha desaparecido. Esto provoca que en muchas ocasiones la persona que sufre esta tensión corporal no identifique claramente su origen o lo atribuya a causas más superficiales, llevándolo a realizar tratamientos que tan sólo le alivian la tensión temporalmente.

Gracias al proceso de conocimiento y construcción del marco del paciente, Zero Balancing es un método muy eficaz para poder actuar sobre las tensiones vitales, ofreciendo un equilibrio entre la estructura y la energía. Este equilibrio da a los tejidos la oportunidad de liberar estas tensiones, reorganizar el cuerpo y eliminar los viejos patrones inútiles de pensamientos y sentimientos que generan estas tensiones. En definitiva, Zero Balancing ayuda a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente de una forma estable de forma que las personas se sienten renovadas y más centradas en sí mismas y en mejores condiciones para comprender y abordar las causas de su estrés.

 

Bloqueo del desarrollo personal

De la misma forma que la experiencia vivida como un trauma, lamentos, rencores, la nostalgia no procesada y eliminada, queda atrapada (retenida) por el cuerpo y genera tensiones corporales, también bloquea y limita nuestro crecimiento personal y el bienestar natural.

Aunque a veces creemos haber superado una experiencia negativa, a menudo esta no ha sido procesada y resuelta, convirtiéndose en un lastre invisible para nuestro desarrollo personal limitando fuertemente nuestras capacidades de adaptación a nuevas situaciones y experiencias.

En este caso, Zero Balancing es un apoyo claro en el camino para aclarar aquellas cuestiones no resueltas y obtener un nuevo estado de consciencia que capacita a las personas para volver a conectar con su verdadera naturaleza y el fortalecimiento de su capacidad de adaptación.